Crearon un gel a base de propóleos para tratar infecciones en la piel

Nacional

Investigadores del INTA, el CONICET y la Universidad Nacional de Tucumán obtuvieron un producto que tiene la capacidad para inhibir las bacterias resistentes a los antibióticos. Podría usarse como un producto apiterapéutico, antioxidante y antibacteriano.

María Inés Isla, investigadora y directora del Instituto de Bioprospección y Fisiología Vegetal (INBIOFIV) dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Tucumán; y docente investigadora de la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo, presentó los resultados de una investigación que llevó más de 20 años de pruebas y ensayos en distintas regiones país  y que, sin dudas, potenciará al sector apícola.

Junto a un gran equipo de profesionales estudiaron las propiedades del propóleos y determinaron que “inhibe el crecimiento de bacterias Gram-positivas y Gram-negativas y, los niveles de concentración que se necesitan para producir la inhibición, son bajos”, explicó Isla. A lo que Luis Maldonado, jefe de grupo Agroindustrias, Agregado de Valor, Mercados y Socioeconomía del INTA Famaillá –Tucumán–, añadió: “Sugieren que la formulación tópica podría usarse como un producto apiterapéutico, antioxidante y antibacteriano”.

El propóleos es elaborado por las abejas y su composición varía de acuerdo a las plantas cercanas a la colmena, luego lo procesan y lo usan como sellante de pequeños huecos (6 mm o menos), en ocasiones mezclado con cera y para “barnizar” todo el interior de la colmena.

Aunque esta sustancia resinosa está incorporada en el código alimentario argentino como un suplemento dietario, en nuestro país “resulta un producto natural muy poco aprovechado a diferencia de lo que sucede en Brasil, que lo comercializa y exporta a diferentes lugares del mundo”, advirtió Molina.

El propósito de esta investigación, además de caracterizarlo, era sumarle al propóleos valor agregado trabajándolo ya no como producto crudo, sino como fitoterapéuticos o en otras presentaciones disponibles para el mercado. Por tal motivo, surge el desarrollo del gel hidroalcohólico, realizado totalmente con propóleos argentinos. Este producto, estuvo almacenado durante más de un año, manteniendo su estabilidad química física y microbiológica, incluidas sus propiedades biológicas.

Otros ensayos permitieron analizar la concentración necesaria del extracto de propóleos para inhibir el crecimiento de microorganismos o la concentración necesaria para eliminarlo. En lo que se conoce como concentración inhibitoria y bactericida mínima.

Producto con características regionales

En el trabajo publicado por Isla y Maldonado, junto con Ana Lilia Salas, Iris Catiana Zampini, Myriam Arias, María Inés Nieva Moreno, Antonella Santillán Deiú, Walter Bravo, todos del INBIOFIV, CONICET, Facultad de Ciencias Naturales e IML – UNT, Florencia Correa Uriburu (becaria INTA-CONICET) y Virginia Salomón, del INTA Famaillá, se destaca también que la variedad de las propiedades y características del propóleos que depende de la zona de donde provenga, ya que “se trata de un producto cuya calidad depende de la flora que visitan las abejas”. Además Maldonado añadió que “si bien los propóleos se producen de forma natural en las colmenas, también existen métodos para producirlos y con mejor calidad ya que no están expuestos a posibles contaminantes”.

En esta línea se encuentra trabajando el INTA que, junto a la Cooperativa Apícola Norte Grande y la Universidad Nacional de Tucumán, trabajan en la construcción de una planta piloto para la industrialización de estos productos que esperan por su transformación y certificación sanitaria. “Se buscará transferir este conocimiento en un desarrollo comercial que se trabajará y llegará al mercado a través de organizaciones presentes en la provincia”,  indicó Maldonado.

Esta investigación cuenta con el apoyo del Consejo de Investigación de la Universidad Nacional de Tucumán, el CONICET, la ANPCyT y el Programa de Apicultura del INTA.

Fuente: INTA.

COMPARTIR EN:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *