Un hogar correctamente ventilado tiene múltiples beneficios para la salud, ya que la circulación del aire permite que se oxigene y renueve el aire del ambiente para que continúe siendo respirable y beneficioso para el organismo.

Junto al lavado de manos, el distanciamiento físico de 2 metros y el correcto uso del barbijo, la circulación de aire es una medida de prevención que tenemos que practicar a diario.

Debemos evitar estar en espacios cerrados y con poca ventilación, ya que cuanto menos ventilación hay, más contaminación en el aire existe, generando mayores posibilidades de contagio de diversas infecciones, además del Covid-19.

Cuantas más personas conviven en una casa, espacio de trabajo o de recreación, más tiempo y más veces se deben ventilar los ambientes.

En espacios cerrados y con mucha gente, debe de evitarse el uso de aires acondicionados, ya que los mismo reciclan el aire del ambiente, por esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda el uso de ventiladores mecánicos.

Recordá que para renovar el aire de forma eficaz, debemos ventilar todas las habitaciones de la casa o lugares de trabajo, durante 15 minutos o más, tres o cuatro veces al día y evitar las aglomeraciones de personas.