Manteniendo vivas nuestras tradiciones y costumbres

Interior Portada

(El Carmen – Jujuy).- En el marcos de las celebraciones de Todos Los Santos y Fieles Difuntos, la Secretaría de Turismo, Cultura y Educación, realizará un año más la tradicional feria de ofrendas este sábado 31 de octubre en la plaza central a partir de las 18. El objetivo de la misma es mantener vivas las tradiciones de nuestros antepasados, como así también la cultura de cada pueblo y seguir promoviendo estos festejos.

En esta octava edición crecen las expectativas como en cada año, las familias podrán adquirir las tradicionales ofrendas, maicenas, chicha de maíz o maní, empanadillas y demás productos típicos de estas fechas, para luego realizar el armado de la mesa y así recibir un año más a los familiares fallecidos.

Por ello, se convoca a los emprendedores que deseen ofrecer sus productos alusivos a la fecha pueden comunicarse vía whatsapp al 3884873021 o enviar un correo electrónico a diturismoelcarmen@gmail.com. Cabe señalar que en caso de una eventual lluvia, la misma se trasladará hacia el ex mercado municipal.

Las ofrendas, una firme tradición 

Varias “almas nuevas” vendrán a la mesa este año, nos contaba la abuela.

La realización de ofrendas es una forma de recordar y recibir a las almas de los fieles difuntos más queridos, es una tradición que se mantiene firme en distintas comunidades de la provincia. Abuelos, padres y nietos, vecinos y amigos se reúnen para conmemorar al que ya no está en esta vida terrenal.
Los preparativos para recibir a “las almitas” especialmente para aquellas que son “nuevas”, es decir que fallecieron recientemente, comienza el 31 con el armado de panes en formas de animales, cruces y escaleras. El 1 de noviembre se coloca en un lugar especial de la casa todos los productos que le gustaron en vida al familiar fallecido, se acompañan con flores y se prenden velas para iluminar el camino, las “escaleras” se colocan el lo alto para que el alma pueda bajar y degustar lo que la familia preparó.
Al día siguiente, 2 de noviembre, cerca del mediodía se reza y se levantan las ofrendas, agradeciendo y pidiendo a Dios que les permita el descanso eterno, algunos van al cementerio y comparten los productos de la mesa en las tumbas de los seres queridos, otros reparten las ofrendas entre amigos y familiares. Sea cual fuere la tradición de cada familia, el objetivo es recordar a nuestros seres queridos que partieron hacia la casa del Padre y que cada año los recibamos en nuestra casa como símbolo del eterno recuerdo.

Por Justo Chaile.

COMPARTIR EN:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *