Estas y otras acciones son parte de los programas de ayuda directa ante cualquier situación de contingencia que lleva adelante la cartera ministerial para atender a los grupos familiares en situación crítica, quienes fueron previamente relevados. Mediante la distribución de productos de la canasta básica se garantiza el complemento alimentario de personas vulnerables.

Además, para mejorar la seguridad sanitaria de las familias y que puedan seguir haciendo frente a la pandemia, se entregaron kits de limpieza y desinfección. También se continúan reforzando las recomendaciones para el cuidado familiar, sobre todo de las personas de riesgo, como los adultos mayores.

EL Ministerio de Desarrollo Humano prosigue con las tareas de ayuda y acompañamiento permanente a las personas en situación crítica de toda la provincia, para dar respuesta a las diferentes necesidades y problemáticas, sobre todo en este contexto de emergencia epidemiológica.