El próximo 3 de agosto iniciaremos formalmente el dictado de clases en nuestra FHyCS

Provincial

(Jujuy) , –  Luego de discutir alternativas factibles con áreas académicas y carreras y sabiendo del crecimiento exponencial de casos de Covid-19 en Jujuy, creemos oportuno iniciar bajo una perspectiva flexible, inclusiva, de múltiples escenarios y que atienda a la diversidad de situaciones contextuales. Lo hacemos bajo la firme idea de no perder este año académico. No tiene sentido sumar más frustaciones a las que todxs ya tenemos.

Para ello hemos trabajado en la definición de un modelo que llamamos de “Aula Ampliada en Contexto de Pandemia”, promovido por nuestra Secretaría Académica por asesoramiento de un grupo muy comprometido de docentes de la carrera de Ciencias de la Educación.

¿Por qué iniciamos recién ahora formalmente las clases? Porque desde el primer momento sostuvimos que no podíamos abandonar intempestivamente la presencialidad. Todas nuestras carreras tienen esa modalidad, existe un acuerdo pedagógico en tal sentido y nuestrxs propixs docentes fueron evaluadxs bajo este modelo histórico. Por ello decidimos -en una primera instancia- habilitar un acompañamiento pedagógico contextual, sin evaluación ni calificación pero sí con valoraciones pedagógicas. En ese tiempo dedicamos, además, esfuerzos a reflexionar sobre todas las realidades y demandas. Organizamos ciclos, charlas, intercambios y espacios de encuentro. Fue un tiempo de (co)aprendizaje.

Mientras tanto seguimos con atención el desarrollo de la pandemia, esperando instancias de regreso paulatino para pensar modelos de semipresencialidad. Preparamos nuestras instalaciones durante meses para ello pero lamentablemente todavía eso no es posible. Nos ganó el triste aumento de casos.

¿De qué sirvió el Acompañamiento Pedagógico Contextual y por qué decimos que puede ser reconocido por las cátedras? Sirvió para tender puentes con el claustro estudiantil y su experiencia de aprendizaje en medio de un aislamiento social. Su reconcimiento, total o parcial, es la excepción no la regla. En cualquier caso se deberá comenzar de cero el 3 de agosto. Sin embargo es válido saber que algunas cátedras, las de menos estudiantes, pudieron avanzar con sus contenidos con todxs lxs alumnxs incluídos. Es justo, solo en esos casos, no exigirles un reinicio. Es más, tampoco es necesario que aquellxs compañerxs que sí pudieron acceder al acompañamiento vuelvan a recursar algunos temas. Se trata, en casos puntuales, de descomprimir el tiempo frente a los entormos virtuales y en algún momento en las propias aulas físicas.

Tampoco podemos perder de vista que los docentes hicieron mucho esfuerzo para pensar estrategias y contenidos en este tiempo. Debemos saber reconocer este trabajo. Ellxs también tienen una vida cotidiana compleja.

Pero queremos ser claros en esto: volvemos todxs a clases, pero sabiendo que existen casos particulares que deben ser contemplados y que las propias cátedras deben garantizar igualdad de acceso a contenidos y cursada.

Todo lo que se diga demás sobre este punto es especulación interesada.

¿Cómo funcionará el modelo de Aula Ampliada? Combinará múltiples escenarios atendiendo la diversidad de casos: entornos virtuales, trabajo domiciliario no digital (hacer los prácticos en casa leyendo las cartillas) y presencialidad (cuando sea posible) Las cátedras tienen hasta el 31/07 para elevar una propuesta que será luego publicada en nuestro sitio web. Ya hemos pedido, respetando la autonomía vigente, que se revea la cuestión de la asistencia; que los tiempos de presentación de prácticos sean muchos más largos; que se permitan tareas y evaluaciones grupales sin importar el número de integrantes; que se valide la interacción por WhatApp, Facebook y otras plataformas, incluso programas radiales. La idea central es construir nuevas redes solidarias y evitar las lógicas de la didáctica clásica. Nuestros docentes son de excelencia, con un fuerte compromiso social y sabemos que están dispuestxs a realizar este esfuerzo.

¿En qué consiste una cursada flexible? Ya decidimos extender las regularidades y suspender para los ciclos lectivos 2020 y 2021 el régimen de materias de cursado obligatorio. Estamos rediseñando nuestras mesas de examenes y defensa de tesis. Todo en beneficio del estudiante. Nuestrxs No Docentes, también afectadxs por la pandemia, ponen lo mejor de sí para sacar adelante procedimientos administrativos válidos.

Todo ello implica un enorme esfuerzo, pero un esfuerzo sincero de todos los claustros. En el hacer cotidiano resolveremos cuestiones puntuales, atendiendo -como siempre lo hicimos- todas las demandas.

Organizar un año en medio de tanta incertidimbre es un desafío del conjunto. Nosotros dedicamos nuestras energías a pensar escenarios amplios y creativos.

Nuestro único propósito es sacar este tiempo adelante, esperando que pronto nos volvamos a abrazar en una Facultad que nos vió crecer y de la cual nos sentimos parte.

Le pongamos todxs el cuerpo. Que no nos gane la deshumanización de los procesos, la productividad y peor aún, de los intereses sectoriales vacíos.

Es tiempo de avanzar. Aquí estamos nosotrxs

Con afecto sincero,

César Arrueta
Decano

Ignacio Bejarano
Vicedecano

COMPARTIR EN:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *