Año nuevo para las comunidades indígenas de Jujuy

Provincial

(Jujuy), – Con el sol en su máximo punto de distanciamiento de la tierra, que da lugar al solsticio de invierno en el Hemisferio Sur, los pueblos indígenas andinos, amazónicos y chaqueños de Sudamérica recibieron desde sus casas fraternalmente las energías del nuevo ciclo solar que inicia.

La secretaria Provincial de Pueblos Indígenas, Carolina Pérez, señaló que las comunidades andinas de Jujuy recibieron al Tata Sol con la práctica ancestral del Inti Raymi desde los hogares; como así también lo hicieron las comunidades guaraníes de Yungas y Valles, con la llegada del sol de invierno, Arasap+au que marca el año nuevo.

Ambas prácticas culturales son antiguas en nuestro territorio –explicó Pérez-, son un ejemplo de la riqueza de nuestra diversidad cultural y representan el patrimonio inmaterial de todos los jujeños y jujeñas.

Al respecto, la ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura, expresó que en este contexto de pandemia, Jujuy tiene un acervo cultural cultivado por las comunidades indígenas que se expresa en estos tiempos a través de su ancestral sabiduría del cuidado colectivo de la salud, del respeto por las personas mayores y por el ambiente, como reivindicación de la fuerte identidad de los pueblos que han habitado estos territorios ancestralmente.

“El Inti Raymi es una ceremonia que siempre nos ratifica como parte de la naturaleza y en un sentido de hermandad con todo lo que nos rodea, es el inicio de un nuevo tiempo, de la llegada de la energía del Padre Sol, es un momento donde tenemos la invitación para profundizar el encuentro con nuestro ser”, puntualizó Sarapura.

Por último, la ministra concluyó ponderando que desde el Estado “reconocemos el valor que tiene este nuevo tiempo para las comunidades que lo viven y lo sienten, como las de Quebrada y Puna con el Inti Raymi o de Yungas y Valle con el Arasap+au; y nos sumamos como institucionalidad, abogamos y pedimos que este nuevo tiempo nos dé primero la fortaleza, nos invite a ratificar nuestro sentido de comunidad, de responsabilidad colectiva, pero fundamentalmente ese sentido de solidaridad entre nosotros y nosotras”.

COMPARTIR EN:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *