Las palabras no solo se escuchan, si no se ven

                           Un camino hacia la “INCLUSIÓN”

Ser Interprete del noticiero es un desafío constante, estar expuesta y parada delante de una cámara no es nada fácil, aun mas, cuando las emociones están al pie del cañón. Disfrazar esa sensación para que  el publico sordo u oyente no se de cuenta de lo que le está pasando al intérprete, o porque una información emociono al momento de interpretar, es una tarea difícil.

Nunca pensé trabajar en los medios, si bien la facultad me ha formado para distintos ámbitos, mi fuerte siempre fue la educación. Hay términos muy complicados de entender para los oyentes y mucho más para las personas sordas, es ahí donde está la encrucijada del intérprete, tratar de simplificar, decodificar en una lengua(mi lengua) y codificar en otra lengua(LSA) que no es mía, la idea en milésimas de segundos y tratar de llegar al sordo, entonces es un trabajo arduo, es aprender del diccionario términos que no conocemos ,aprender de otros intérpretes y aprender de sordos estrategias que tal vez no se me hubiesen ocurrido .

En lo general se nos debe comunicar y facilitar la información minutos o días antes de la interpretación; cuando esto no sucede y el contexto no ayuda, es allí donde la interpretación puede fallar.

La ley de medios audiovisuales obedece a la convención nacional de las personas con discapacidad y es un paso súper importante porque muchas cosas no se han aplicado aun. Realmente que el canal haya adherido a esta ley y mantenerse en el tiempo es un adelanto y un paso súper valioso para la “INCLUSION”.

                                                               Fabiana Quispe

Interprete de Lengua de Señas Argentinas

Facultad de Educación

Universidad Nacional de Cuyo

Mendoza-Argentina-

COMPARTIR EN:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *