ABORDAJE PSICO-SOCIO-EDUCATIVO.

Para hombres que ejercen violencia de género.

ABORDAJE PSICO-SOCIO-EDUCATIVO.

CAPACITACIÓN EN JUJUY.

Con una masiva concurrencia de profesionales que trabajan en dispositivos en la temática en organismos provinciales y municipales como interesados, se cumplió la jornada de capacitación a cargo del licenciado en Psicología, Aníbal Muzzín.El encuentro promovido por la Secretaría de Paridad de Género del Ministerio de Desarrollo Humano se cumplió en el salón Auditorio Mercosur del Ministerio de Salud donde la titular de Paridad, Soledad Sapag consignó que el especialista, es un referente con una gran trayectoria en el tratamiento de la temática sobre los hombres que ejercen violencia. “Nos parecía de suma importancia la instancia para que puedan tener este enriquecimiento y las herramientas para abordarlo. Desde la secretaría nosotros tenemos un equipo que trabaja con el tratamiento psicosocial de las personas que ejercen violencia género por eso para nosotros es rico incorporar nuevas herramientas y fortalecer a todas las instituciones que trabajan en el tema”, dijo.También la funcionaria planteó la necesidad de erradicar la violencia en las mujeres no sólo trabajando y abordando el tema con “ellas” sino con los hombres “creemos que el cambio se tiene que dar tanto la persona que en ese momento está sufriendo la violencia como la persona agredida pero si no abordamos y trabajamos con los agresores estas situaciones se van a seguir repitiendo quizás ya no con esta pareja sino con otra nueva. Hay que trabajar para que la forma de relacionarse pueda modificarse y puedan tener una construcción y una pareja distinta”, señaló.Sobre la charla en el Jujuy, Muzzín considera primordial poder trabajar y hacer un abordaje específico hacia hombres que han tenido algún tipo de violencia a su pareja, sea en una relación de noviazgo, de convivencia o en un matrimonio. “Lo que nos damos cuenta es que la cronicidad de ese vínculo ese ejercicio de violencia ha sido naturalizado y gracias a lo que está ocurriendo en la última década, la visibilización de la violencia de género, los profesionales empezamos a tomar en cuenta como imperativo de trabajar con los hombres porque no podemos erradicar la violencia sólo asistiendo a las mujeres que fueron víctimas sino a los hombres que ejercen violencia”, opinó.Sobre los temas abordados, el profesional señaló que se trabajó en los perfiles “no todos los hombres que ejercen violencia tienen las mismas características por ende se debe armar los criterios de inclusión y exclusión de quienes ingresan a un dispositivo y lo que es el proceso de admisión que debe ser exhaustivo y arduo dirigido por profesionales que deben verificar cuales son aptos. Planteamos un trabajo mínimo de un año con grupo abierto pero con la idea de un seguimiento de dos años más para que hagan un trabajo de desindentificación y que los cambios que se produzcan no sean solamente de su comportamiento sino que sus pensamientos y emociones puedan modificarse porque nos construimos como hombres desde la más tierna infancia y también aprendemos como hombres a ejercer violencia desde la infancia y que este proceso de desconstrucción es bastante complejo y lleva bastante tiempo”, dijo.

“Es la primera charla en Jujuy para poder visibilizar que este trabajo es posible y romper con ciertos mitos y prejuicios que tenemos los profesionales que no podemos trabajar con los hombres o que trabajar con estos hombres amerita tener una personalidad especial en realidad cuando trabajamos con ellos nos damos cuenta que es una tarea más”, concluyó.

COMENTARIOS