GRISELDA ALBORNOZ ES LA MAESTRA RURAL DEL EJEMPLO

Tras el temporal lo perdió todo, a pesar de la adversidad no dejó de enseñar a sus niños, ahora hay una campaña solidaria de parte de madres para ayudarla.

GRISELDA ALBORNOZ ES LA MAESTRA  RURAL DEL EJEMPLO

Labor social en barrios carenciados

Sin dudas que el último temporal dejo saldos negativos de todo tipo en los sectores más afectados,  en Palpala por ejemplo vive Griselda Albornoz, quien  es una maestra que enseña en la escuela primaria N° 55 Patricias Jujeñas de Pampa Blanca, a pesar de perderlo todo por la crecida del Rio Grande y  de quedarse prácticamente en la calle, fue en las condiciones que pudo a trabajar y no dejo de enseñar a sus alumnos.

Es una historia que conmociono a la comunidad educativa, pero por sobre todo sus alumnos del  tercer grado “A”, que al escuchar el relato de la docente sobre su mala experiencia vivida, quebraron  y admiraron su maestra, que fue a trabajar con zapatillas mojadas, un guardapolvo que aún tenía signos de barrio y sus útiles manchados por el agua que penetro todo su hogar, esta mujer a pesar de su adversidad se presentó a enseñar como todos los días y les dio el mejor ejemplo a este grupo de niños.

Griselda es evidentemente es muy responsable con sus tareas y  con sus alumnos, según relatan sus compañeros de trabajo y el entorno, es una maestra que nunca hace paro, correcta y comprometida con la enseñanza, una persona que realmente tiene vocación de servicio a la educación y por eso un numeroso grupo de madres decidieron salir a buscar ayuda para ella y su madre, ambas viven solas en cercanías al reino que creció en la última tormenta y se llevó todo lo poco que tenía esta humilde trabajadora de la enseñanza.

Emilce Choque es una de las madres que está ayudando a la causa y dijo que “es un gesto solidario de parte de un grupo de mamas, en esta oportunidad se trata de una señorita del tercer grado, de la escuela 55, que el día de la tormenta perdió su casita, nosotros nos enteramos por nuestros niños, nos partió el alma el relato de nuestros hijos que entre llanto sobre lo que le paso a la seño. A pesar de todo lo que le paso cumplió con sus alumnos, nosotros vamos a cumplir como mama, nos convocamos a ayudar, a darle una mano y por eso pedimos que se sumen a esta movida solidaria”.

Los interesados en colaborar pueden hacerlo en el domicilio de Emilce Choque ubicado en manzana A, Lote 9 del barrio 80 Viviendas de la localidad de Pampa Blanca o comunicarse al teléfono celular N° 388-4714504.

 

COMENTARIOS